Una alimentación adecuada para la artrosis y la artritis es imprescindible para mantener los huesos y las articulaciones en buen estado y para frenar o disminuir la progresión de la enfermedad.

Consiste en aportar alimentos saludables y aumentar aquellos que proporcionen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, o aquellos nutrientes cuyos requerimientos están aumentados, como el magnesio o el calcio.

En general, la alimentación debe ser equilibrada, rica en alimentos vegetales naturales y baja en grasas saturadas. Se debe combinar con ejercicio físico adecuado y de seguimiento.


Entre los alimentos más importantes tenemos los siguientes:Imagen eliminada.

- Pescado azul: por su riqueza en ácidos grasos omega 3 que contiene (sardina, caballa, el arenque, etc.). Los ácidos grasos esenciales omega 3 ayudan a reducir la inflamación de las articulaciones.

Otro tipo de proteína muy adecuada es el rape y el bacalao por su alto contenido en ácido hialurónico y sulfato de condroitidina, sustancias gelatinosas necesarias para el mantenimiento de las articulaciones.

- Antioxidantes: las necesidades de antioxidantes aumentan en estados del organismo de inflamación, como sucede en la artritis y la artrosis, ya que estos componentes neutralizan el exceso de radicales libres que se forman. Las principales vitaminas antioxidantes son la vitamina C, E y A, y también algunos flavonoides como los betacarotenos.ccc


Además de sus beneficios antioxidantes, algunas de estas vitaminas colaboran activamente en la regeneración de los tejidos. Por ejemplo, la vitamina C colabora en la formación de colágeno, una proteína muy importante para la piel, huesos y articulaciones.

Además de los consejos anteriores, se recomienda añadir jugo de limón a los platos para aumentar la ingesta de vitamina C. Las personas fumadoras tienen mayores requerimientos de antioxidantes.

Hay que tener en cuenta que, además de las vitaminas antioxidantes A, C, E, esta dieta, correctamente llevada, puede ayudar a reducir el peso, que es una de las causas principales de la aparición de enfermedades artríticas en articulaciones como las rodillas y la cadera.

- Verduras: todas las hortalizas son muy convenientes. Contienen antioxidantes que neutralizan el daño que los radicales libres ejercen sobre las articulaciones, además de calcio y ácido fólico. Es mejor no cocinarlas demasiado para que no pierdan estos componentes. Se recomienda comer coles, coles de Bruselas, lechugas, brócoli, apio, espárragos, pepinos, perejil, calabazas, calabacines, chayotes, zanahorias, boniato.

- Aceites

Todos los aceites recomendados deben consumirse de calidad, es decir, de primera presión en frío (no refinados), porque es cuando conservan más propiedades medicinales y antioxidantes.

Entre todos los aceites vegetales, el aceite de oliva es el más recomendado tanto para aliñar en crudo como para cocinar.

Los aceites de semillas no refinados (girasol, canola,etc.), si se consumen se deben utilizar sólo para aliñar, en crudo. No se deben utilizar aceites de semillas para cocinar.


- Frutas, frutos secos y semillas: además de las verduras y hortalizas, una dieta variedad con abundantes frutas es muy conveniente en la dieta de los artríticos. Alimentos muy convenientes son las manzanas, plátanos, melones, sandías, fresas, melocotones, arándanos, frambuesas, grosellas, aguacates o las cerezas.

Igualmente convenientes para la salud de las articulaciones son los frutos secos, por su riqueza en vitaminas, especialmente la vitamina E , selenio y calcio.

Entre las semillas, las más recomendables son las semillas de lino, semillas de chía y las de sésamo por su riqueza en ácidos grasos omega-3.


- Legumbres: son un alimento muy interesante de introducir, que debe estar presente al menos 2 veces a la semana en la dieta. Las legumbres, como los guisantes, garbanzos, lentejas, judías, habas de soja, etc. son ricas en proteínas, ácidos grasos esenciales, fibra, magnesio y otros minerales.

- Leche de cereales: constituye una alternativa a la leche de vaca, especialmente en aquellos enfermos de artritis reumatoide que presentan intolerancia a esta última. Además de estas bebidas vegetales, hay que mencionar como útiles sus derivados (tofu, yogur de soja, carne vegetal, etc.). Todos son alimentos ricos en proteínas y magnesio.

- Cereales integrales: El uso de cereales no refinados y sus derivados es también muy adecuado para los enfermos de artritis. Aportan minerales, especialmente selenio, manganeso y vitaminas. Su riqueza en fibra permite evitar el estreñimiento, al mismo tiempo que ayuda a eliminar las impurezas del organismo. Contienen además muchos hidratos de carbono que suministran mucha energía durante mucho tiempo lo que permite saciar el organismo sin tener que recurrir a la ingestión de grasas u otro tipo de azúcares menos convenientes.

Condimentos y especias antiinflamatoriasdd

- Cúrcuma: contiene curcumina, un principio antiinflamatorio. Se ha demostrado que es más eficaz cuando se combina con piña, también antiinflamatoria.

- Hierbas ricas en timol (limón, ajedrea, orégano, tomillo, albahaca ): el timol tiene efectos demostrados como antiinflamatorio.

- Jengibre: el jengibre constituye uno de los mejores antiinflamatorios y analgésicos vegetales. La ingestión de este alimento reduce las inflamaciones y mitiga el dolor producido por la inflamación.

- Piña: se trata de una fruta antiinflamatoria por excelencia. La piña contiene bromelina, un enzima con propiedades antiinflamatorias y antiartríticas. Estudios científicos confirman los efectos antiinflamatorios de la piña. Su efecto es mayor cuando se combina con cúrcuma.

En general, se ha comprobado que la adopción de una dieta vegetariana ayuda a mejorar los síntomas y el estado de las enfermedades artríticas. La adopción de este tipo de dieta podría ser una solución adecuada para aquella personas que no ven demasiados progresos en el avance de su enfermedad.

Alimentos desaconsejados en la dieta de los artríticosjdJ

Se consideran como alimentos " malos "en la dieta de los artríticos los siguientes:

- Grasas saturadas: Son aquellas que proceden principalmente de fuentes animales, especialmente las carnes no magras, la leche entera y sus derivados (carnes grasas, panceta, embutidos, salchichas, mantequilla, quesos grasos, etc.)

- Las solanáceas (patatas, tomates, pimientos y berenjenas), retiran el calcio de la circulación sanguínea.

- Los lácteos.

- Alimentos ricos en oxalatos: los oxalatos, además de impedir la absorción del calcio, se depositan en las articulaciones en forma de cristales produciendo daños en las mismas. Alimentos ricos en oxalatos con los cuales los artríticos deberían ser prudentes son, por ejemplo: ruibarbo, achicoria, espinacas, remolachas y cacao.

- Alimentos ricos en purinas: las purinas se transforman en ácido úrico en el organismo. Son alimentos vegetales ricos en purinas habas, coliflores,espinacas, lentejas, espárragos , guisantes y champiñones.

- Exceso de proteínas animales: produce ácido úrico que se acumula en las articulaciones y agrava estas enfermedades.

- ¿Son buenos los cítricos ?: por su contenido en vitamina C los cítricos (naranjas, pomelos, limones, etc.) muchos especialistas los consideran como alimentos adecuados para las enfermedades de los artríticos. Sin embargo otros piensan que estos alimentos contribuyen a aumentar la inflamación de las articulaciones y no se deberían ingerir en estas circunstancias.

Dieta de zumos para los trastornos articulatorios

Se ha comprobado como las dietas de zumos ayudan a mejorar las condiciones de las personas con enfermedades en las articulaciones.

En este tipo de dietas se trata de tomar exclusivamente zumos vegetales tres días a la semana. En la primera semana se hace un solo día , en la segunda dos días consecutivos y en la tercera tres días consecutivos.

Entre las mejores plantas para realizar este tipo de dieta se encuentra la zanahoria , el apio y la col.

No obstante se recomienda, consultar con el médico antes de iniciar este tipo de dietas tan estrictas.

EJEMPLO DE DIETAsfsf

Desayuno

Infusión de diente de león con cúrcuma

Copos de avena con nueces y leche de avena

Media mañana

licuado de zanahoria y limón

Almuerzo 1

Garbanzos con arroz integral. Ensalada de lechuga y pepino

Almuerzo 2

Tofu plancha con ensalada de lechuga, zanahoria y coles de bruselas. 3 tortitas de espelta.

Almuerzo 3

Filete de caballa con boniato al horno. Ensalada de mijo (cereal integral).

Merienda

Infusión con jengibre y limón

2 rodajas de piña

Cena 1

Ensalada de lechuga, pepino, brócoli al vapor y quinoa (creal integral).

Cena 2

Calabacín a la plancha y Tempeh a la plancha (proteina vegetal). Ensalada de alga wakame, agar-agar y semillas de sésamo tostado.

 

Gaia Sinatra, experta en Dietética y Nutrición.